Martin Schulz cambia la política europea por la alemana

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, ha anunciado este jueves que se retira del puesto para presentarse a las elecciones federales alemanas con el partido socialdemócrata. Schulz, que ha liderado la Eurocámara desde el 2012 y en dos legislaturas diferentes, marcha por el pacto de la gran coalición entre populares y socialistas europeos, que prevé el reparto de la presidencia con dos años y medio para cada formación. El alemán se había resistido a dimitir, pero al final ha dado el paso. Ahora el grupo popular tiene la presidencia de las tres instituciones europeas: la Comisión, con Jean-Claude Juncker, la del Consejo, con Donald Tusk, y ahora la del Parlamento.

‘No me presentaré a un tercer mandato como presidente del Parlamento Europeo’, ha dicho Schulz, en una comparecencia en alemán, inglés y francés. Schulz ha admitido que ‘no ha sido una decisión fácil’ y que para él ha sido ‘un honor ser presidente de la Eurocámara’.

De vuelta a sus orígenes

El alemán ha dicho que ha ‘intentado reforzar la credibilidad y la visibilidad de la política europea y la influencia del Parlamento Europeo, directamente escogido’ por los ciudadanos. Schulz ha remarcado que su compromiso con el proyecto europeo se mantiene ‘intacto’ pero que ahora luchará por la UE ‘desde el nivel estatal’. ‘Pero mis valores no cambian’, ha indicado. Schulz ha dicho que Alemania, como estado más grande de la Unión Europea, tiene ‘una responsabilidad especial’ en la construcción europea. El político será la cabeza de lista de los socialdemócratas a Rin norteños-Westfalia a las elecciones del año próximo.

La marcha de Schulz deja ahora vía libre al partido popular europeo para encabezar el Parlamento Europeo. Eurodiputados conservadores como la irlandesa Mairead McGuiness o el ex-primero ministro esloveno Alojz Peterle ya han confirmado su intención de presentarse al cargo.

Cuando llegó al cargo, en 2012, Schulz se mostró predispuesto a aceptar el uso del catalán en la Eurocámara, una petición que los eurodiputados le han recordado en varias ocasiones durante su mandato pero que nunca ha acabado realizando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *